Caixa Popular

Logo Banca Internet

 Español
Buscador

10 Sentidos y Àlex Rigola presentan en el Centre del Carme ‘Macho Man’, un laberinto escénico contra el horror de la violencia machista13/05/2019

El proyecto se podrá ver hasta el 19 de mayo dentro de la programación de la VIII edición de Festival.

¿Cómo escapar del laberinto infernal que supone el maltrato? ¿Cómo sobrevivir a esa violencia cotidiana que asfixia a sus víctimas con cada nueva casilla del calendario? El dramaturgo Àlex Rigola aborda en ‘Macho Man’ los horrores de la violencia machista enquistada en los distintos planos de nuestra vida: familiar, cotidiana, social, institucional… Esta instalación- espectáculo forma parte de la programación del Festival 10 Sentidos, que en su VIII edición y bajo el patrocinio principal de Caixa Popular, lleva por lema ‘Bestias’. Así, este encuentro con las artes vivas que se celebra en València durante el mes de mayo plantea una reflexión sobre esos impulsos agresivos que brotan en los seres humanos, sobre esa brutalidad que nos rodea y nos persigue; que nos perturba y nos atrae a partes iguales.

Caixa Popular se implica en la puesta en marcha de este proyecto dado el compromiso social de la entidad que entronca con la filosofía del Festival, que cada año pretende tomar conciencia ante problemas de la sociedad y hacer reflexionar sobre ellos a través de propuestas culturales.

Ubicada en el Centre del Carme, la pieza de Rigola (que podrá verse hasta el 19 de mayo) fue presentada este lunes 13 de mayo a los medios de comunicación en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes el director del Consorci de Museus de la Generalitat Valenciana, José Luis Pérez Pont; el director de Relaciones Institucionales y RSC de Caixa Popular, Paco Alós; las directoras del Festival y el propio Àlex Rigola. Además, los asistentes al acto pudieron participar en un pase específico en el que descubrieron el funcionamiento de este artefacto creativo.

“La igualdad entre mujeres y hombres es uno de los valores que Caixa Popular tiene como cooperativa, con esta iniciativa denunciamos la violencia de género y contribuimos a tomar conciencia para crear una sociedad mejor y más igual”, ha afirmado Alós.

Coproducido por el Festival 10 Sentidos y el Centre del Carme en colaboración con el festival Temporada Alta de Girona y los Teatros del Canal de Madrid, ‘Macho Man’, se presenta como un viaje escénico y experimental en el que la audiencia se transforma en testigo y protagonista del horror. Así, el público va recorriendo las distintas estancias que componen la instalación, atravesando ese auténtico laberinto del horror que Rigola ha trasladado al Centre de Cultura Contemporània.  No lo harán solos: en este descenso a los infiernos del machismo les guía la voz de una víctima violencia de género, quien va contextualizando cada etapa del recorrido. No aparecen en esta pieza de teatro-documento restos de sangre, ni cuerpos asesinados; no hace falta: la propia configuración de espectáculo es capaz de ponernos frente al espejo de los aspectos más tenebrosos de nuestra sociedad, de las hipocresías arraigadas y las heridas que no se cierran. Una denuncia sin concesiones de esa realidad tan enquistada en nuestra realidad.

‘Macho Man’ es el fruto de 10 meses de investigación y documentación en los que Rigola ha contado con el asesoramiento de la psicóloga Alba Alfageme. En cuanto al montaje, corre a cargo de Heartbreak Hotel, una compañía en cuyo espíritu reside tanto la voluntad de explorar nuevas formas de narración escénica como el deseo cuestionar los valores de la sociedad contemporánea. Este artefacto creativo llega a València tras pasar por el festival Temporada Alta de Girona y los Teatros del Canal de Madrid.

Con el objetivo de que este grito sobre el terror cotidiano llegue a las nuevas generaciones, el Festival 10 Sentidos, ha concertado diversas visitas escolares en colaboración con el Institut Valencià de la Joventut-IVAJ. No en vano, los responsables de este montaje escénico se dieron cuenta tras los primeros pases de que algunos jóvenes que visitan la instalación se daba cuenta tras participar en ella se daban cuenta de que en su entorno más cercano (familia, grupo de amigos, vecinos…) se habían producido episodios de violencia machista a los que hasta ese momento no habían sabido poner nombre. Esa es precisamente una de las vocaciones con las que nació ‘Macho Man’: aprender a reconocer y nombrar esas situaciones que, lamentablemente, con tanta frecuencia se dan en nuestra sociedad.

Además, en conexión con ‘Macho Man’ y para reforzar la voluntad transformadora del espectáculo, la coreógrafa Alicia Herrero presentará el 19 de mayo la pieza de danza comunitaria ‘Mujeres que bailan’, protagonizada por víctimas de violencia de género y mujeres que han decidido unirse a ellas para mostrar su apoyo incondicional. Sororidad a ritmo de danza. Que las participantes logren comunicar sus emociones y conflictos mediante el movimiento es el objetivo principal de Herrero quien ha puesto en marcha esta iniciativa comunitaria respaldada por la asociación Alanna.  Esta pieza que toma a la danza como hilo conductor se ha puesto en marcha desde la dirección de 10 Sentidos, y en ella intervendrán aproximadamente 15 participantes vinculadas a la citada asociación. La cita, además, supone la clausura de la programación del festival en el Centre del Carme.

Recorriendo ‘Macho Man’

En 'Macho Man' se plantea un recorrido aproximado de una hora que el público atraviesa durante cerca de una hora. Así, los asistentes, en grupos de ocho personas, transitan por las once salas que componen la instalación. En estos espacios podrán escuchar, leer, tomar decisiones, pasear e interactuar con el entorno y con el resto de espectadores. A lo largo del laberinto se toparán con testimonios y conversaciones reales, textos, sentencias, declaraciones, fotografías, libros y vídeos que les permitirán conocer en profundidad las tinieblas de la violencia machista.

El recorrido ha sido diseñado por Max Glanzel y en él se incluyen recovecos interactivos que invitan a la participación del público. Por ejemplo, en uno de los espacios integrados en este artefacto el espectador debe indicar qué sentencias judiciales considera reales y cuáles le parecen falsas. De igual modo, en una instalación similar a los vis a vis carcelarios se evalúa el nivel de machismo o la implicación de cada persona en la lucha contra la violencia a través de diversas preguntas.

Caixa Popular - Mayo 2019